martes, 15 de julio de 2008

Soltar...


Hace mucho no escribia. Me extrañaba. Me extrañe tanto que fui a reunirme conmigo...y a traerles algo para contarles. Contarles las cosas que hice desde mi cumple hasta aca.
Con esto de "La Nueva Era" o "La Nueva Tierra" ha llegado una nueva conciencia para mi.
Asi que hice mi renuncia.
Renuncie a: los convencionalismos, nunca me llevaron a ninguna parte.
A tener un titulo de grado como pedian mis padres, no es mi mision en la vida
Renuncie tambien a las salidas fashion con 2000 personas, pues nunca puedo charlar realmente con quienes me interesan.
Renuncie a la polularidad, prefiero ser una mas en algunos aspectos de la vida aùn sabiendo que no soy solo una mas.
Ya de niña renuncie a salir de compras con mi mama, para volver con bolsas y bolsas cargadas de cosas hermosas.
Renuncie tambien a los apegos, me di cuenta que me estancaban.
Renuncie a los amores imposibles, de esto hace ya largo tiempo, pero mantener la renuncia sabiendo que las cosas estan al alcance de la mano lo hace mas sabroso.
Renuncie tambien a tener siempre la razon, pues soy humana y falible.
Renuncie a compartir mi dia con muchos afectos, amadas personas que han hecho de mi camino un verdadero paraiso...eso dolio, pero es lo que debìa ser y los llevo en mi corazon.

Renuncie ademas, y creo que esto es lo mas importante, a las expectativas. A decir te doy para que me des. Voy a misa para que Dios perdone mis pecados. Hago un regalo para recibir otro...

Renuncia...suena a sacrificio, pero en este caso la renuncia es saber que objeto esta ahi a mi alcance, solo que en este momento no es de utilidad para el proposito de mi alma. Se que seguirà estando ahi cuando me sea necesario, pero ahora elijo no tomarlo. De esa renuncia hablo. No la del sacrificio, sino de la elecciòn. Elijo cada dia las cosas que ocurriran en mi vida. Y me siento sumanente afortunada por ello!

Expectativas...otra palabra interesante. Todos alguna vez tuvimos expectativas de que las cosas sean de tal o cual manera, de que este me quiera como yo lo quiero, de que me den un reconocimiento por algo que hice...
Expectativas...
Y cuando uno hace las cosas con expectativas pasa algo tragico: Muere la Pasion por lo que estamos haciendo. Eso que hacemos ya no nos gusta, ya es solo el camino hacia una meta, y cada vez trabajamos mas duro para lograrlo...y en ese caminar hemos matado la pasion que nos llevaba a transitar el camino. Hemos matado la pasion y la alegria que nos daba sentir la rugosidad del camino, la suavidad de los zapatos, el viento en la cara y el sol en la espalda.
Eso que primero nos resultaba una dicha paso inadvertidamente a ser un peso en nuestra espalda. Ya no esta el sol en la espalda, sino la mochila, ya no esta el viento en la cara, sino el ceño fruncido por las preocupaciones de llegar a la meta, ya no sabemos que estamos caminando, no sabemos si el suelo es rugoso o si los zapatos son suaves...solo caminamos expectantes.

Y es ahi, cuando muere el disfrute, cuando muere la pasion...cuando el mundo pesa y la vida pierde el sentido.

Pasiòn...La pasiòn es eso que nos inspira a hacer lo que hacemos, aunque todos crean que no podemos; la pasion es la que se encarga de que lo imposible sea posible, de que las fuerzas salgan de donde no hay, de que el mundo gire a nuestro alrededor.
A todos nos ha pasado (a muchos por suerte nos pasa) estar enamorados, sentirnos felices todo el tiempo y los problemas ya no son problemas, y lo que hay que hacer es solo relleno hasta que nos encontramos con el ser amado, que lo peor de lo peor deja de tener importancia...justamente porque nuestra pasion es la que se encarga de que lo dificil, lo largo, lo eterno pierda sentido y sea relativo...relativo a esa pasion. Fuera de ese enamoramiento no hay nada...solo relleno...solo vacio...y solo existe ese amor, esa pasion. ESA PASION es la que matamos cuando a lo que hacemos le sumamos expectativa.

Hacemos del amado un bloque de piedra que hay que llevar a cuestas...hemos matado la pasion. Y ya nada tiene sentido, solo alcanzar la meta con la piedra a cuestas, pues es la que nos recuerda a dònde vamos...

Eso es lo que ha cambiado en mi vida...saque la expectativa, y volvi a poner la pasion en su lugar...y de nuevo soy libre! Libre, porque lo que pase despues no importa, solo importa este momento, el aqui y ahora. Este es el ùnico momento que tengo para vivir plenamente, apasionadamente...este es MI momento conmigo. Y lo disfruto apasionadamente!!

4 comentarios:

Sandra, Nahuel y Nico dijo...

Bravo por vos y si lo disfrutás mucho mejor, me encanto que sea TU MOMENTO CON VOS MISMA, la verdad tus palabras no suenan a sacrificio suenan a una nueva realidad, a un nuevo comienzo de ancarar tu vida y me parece fantástico. Te mando un gran cariño.

Marian dijo...

Siempre sabia, tia coca!!! Gracias por el saludo y cuando puedas, escribime. Besos!!!

mumi dijo...

Tus palabras transmiten calma y a la vez una energia que no puedo describir...
Besos!
Andrea

Buscandote ...... dijo...

Libre como el viento amiga!!!
Se que después de esto te sentiras mejor, besos